Pitin Paraguay

A sus 36 años, el príncipe Harry consiguió su primer trabajo

PUBLICIDAD

El príncipe Harry, duque de Sussex, quien renunció a la realeza británica el año pasado junto a su esposa, la actriz Meghan Markle, en una polémica decisión que estuvo en boca de todos, más aún cuando se sinceraron y revelaron muchos detalles privados de la corona en una entrevista con Oprah.

Por esta razón, el príncipe Harry deberá vivir su vida como una persona normal y para ello se buscó un trabajo “de verdad”, sin embargo, los contactos y la fama que lleva a cuestas es algo que nadie le podrá sacar.

A sus 36 años de edad, el duque de Sussex consiguió su primer trabajo, fuera de todo lo que pudo tener relación con la realeza. Fue contratado por una startup de asesoría en salud mental llamada BetterUp

PUBLICIDAD

A partir de esta semana, el nieto de Isabel II podrá vivir la vida de oficinista que nunca tuvo, con un jefe, compañeros de trabajo y un escritorio sencillo que le espera en la sede ubicada en la ciudad de San Francisco.

El príncipe Harry y Meghan Markle en la entrevista con Oprah – Foto: Captura.

La compañía de entrenamiento y salud mental BetterUp Inc. no es cualquier compañía ya que esta trabaja con importantes empresas de Estados Unidos, allí el príncipe Harry hará de ejecutivo, informó el diario Wall Street Journal.

 “Me conectaron con mi entrenador que, francamente, es realmente increíble y siempre me ha dado buenos consejos y una nueva perspectiva, que es muy valiosa”, explicó el duque a los medios de comunicación.

Su entrenador es nada más y nada menos que Alexi Robichaux, el director ejecutivo de BatterUp. Ambos se conectaron el año pasado luego de que un amigo en común los presentara.

Por otra parte, el salario que tendrá Harry es aún una incógnita aunque se puede suponer que rondará entre las 6 y 7 cifras. Se espera que participe en importantes decisiones de la estrategia de productos y contribuciones caritativas, además, de que sea la figura que defienda públicamente temas relacionados con la salud mental.

PUBLICIDAD