Pitin Paraguay

Futbolista se pegó así mismo para frenar la violencia y ahora deve ir al psicólogo

PUBLICIDAD

Todo ocurrió en un encuentro de la Tercera División de Guatemala, entre Deportivo San Lorenzo y Batanecos. Un jugador del cuadro visitante tomó una piedra y simuló haber sido golpeado por los hinchas rivales.

Robin Ramos, de Batanecos, demostró su gran capacidad actoral luego de que un aficionado lanzara una piedra que cayó muy lejos de los futbolistas rivales. Él la tomó del suelo, la colocó en su cabeza e hizo como si el proyectil aún estuviera en el aire e impactara en toda su cabeza.

Entonces cayó al suelo y comenzó a retorcerse del supuesto dolor que sentía tras recibir la “pedrada”, propiciada por el mismo. Sin embargo, nadie cayó en sus dotes hollywoodenses y los jugadores del Deportivo San Lorenzo rápidamente se acercaron para intentar levantarlo.

PUBLICIDAD

La insólita acción finalmente no tuvo éxito y el partido continuó con normalidad, aunque es difícil adivinar en qué estaba pensando Robin Ramos cuando agarró aquella piedra y simuló que hubiera impactado en su cabeza.

La capacidad actoral de Ramos fue vista por casi todo el mundo ya que el video se viralizó a una velocidad escandalosa y no fueron pocos los medios deportivos que hablaron sobre este suceso.

Finalmente, lo que se ganó el futbolista fue una sanción de 5 partidos, una multa de 1.500 quetzales, aproximadamente $ 200, y comenzó a ir a terapia con un psicólogo, según comentó él mismo para el portal español ABC.

“Estoy todo destrozado por todo lo que me pasó. Me pusieron un psicólogo por todo esto que está pasando. Recibí muchas críticas por la forma en la que actué. Estoy arrepentido por todo lo que hice, pero lo hice por miedo antes de que nos sigan lastimando. Nos estaban aventando varios objetos, a todos nuestros compañeros”, fue lo que dijo Robin ante las preguntas de los españoles.

PUBLICIDAD